La Corporación Nacional Forestal (Conaf) pidió a los peregrinos de la fiesta religiosa “Niño Dios de Las Palmas” no ingresar al Parque Nacional La Campana para conmemorar este acto.

Esto, en razón de la contingencia sanitaria que vive el país. De todas maneras, la Diócesis de Valparaíso suspendió esta actividad que congrega principalmente a los vecinos de la parte alta de la comuna de Olmué.

Recordemos que se vivió una situación similar a principios del mes de diciembre, cuando se canceló la peregrinación a Lo Vásquez, sin embargo igual hubo concurrencia al centro de oración.

Es por esto que Sandro Bruzzone, director regional de Conaf, mostró su preocupación por la basura que se acumula durante esta actividad en donde los fieles suelen desplazarse por el Parque Nacional La Campana.

“El sector Palmas de Ocoa se mantiene cerrado producto de la pandemia y la escasez hídrica”, recordó Bruzzone.

Los peregrinos suelen recorrer los sectores de Cajón Grande y Palmas de Ocoa, en Olmué e Hijuelas, donde, muchas veces, levantan campamentos en lugares no habilitados, algo que esta totalmente prohibido.

La gobernadora de Marga Marga, María Carolina Corti, señaló que se hará una estrategia vial para devolver a las personas que concurran a la peregrinación, consigna BioBioChile.

“Vamos a trabajar con la comunidad en aquellos perímetros o lugares que puedan servir de paso, para que nadie se exponga”, subrayó la autoridad provincial.

Estas celebraciones se realizan habitualmente cada fin de año en los sectores del interior de la región de Valparaíso.

Cabe consignar que Carabineros fiscalizará los diferentes accesos hacia el templo, incluyendo los cerros en la parte alta de Las Palmas de Alvarado, para impedir aglomeraciones y el comercio asociado a la festividad religiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *