Se dieron a conocer los resultados de la encuesta CRITERIA realizada en enero de 2020, donde tanto el Presidente Piñera como el gobierno tuvieron una baja en su aprobación.

En el caso del Mandatario, registró un 11% de aprobación, lo que representa cinco puntos menos que en diciembre de 2019 (16%). En tanto, su desaprobación fue al alza llegando al 84%.

Por otra parte, el gobierno bajó nueve puntos su aprobación y subió en nueve también su desaprobación, quedando en 9% y 86% respectivamente.

La desaprobación, según el estudio, «se relaciona esencialmente con el sentir ciudadano respecto a que existe una falta de acogida de las demandas sociales y con el juicio de que las propuestas con mejoras se evalúan como ‘parches’ antes que como soluciones de fondo», consigna 24Horas.

En este punto, un 30% de los encuestados indica que la desaprobación a la conducción por parte del Presidente Piñera se debe a que «no acoge las demandas sociales».

  • CRISIS SOCIAL

Respecto a la actualidad social del país, un 66% de los entrevistados se siente optimista con los potenciales resultados de las manifestaciones. En tanto, un 34% siente lo contrario.

En paralelo, sigue siendo muy mayoritaria la opinión que justifica las marchas y manifestaciones por las calles (80%).

El juicio sobre el actuar de Carabineros empeora en relación a diciembre, siendo mayoritaria la opinión de que dañan intencionalmente a las personas (59%), que incitan la violencia (60%) y que se infiltran entre los manifestantes para generar desmanes y destrozos (57%).

Por último, el desempeño de gobierno restableciendo el orden público y promoviendo mayor tranquilidad entre la opinión pública se juzga muy negativamente. El 80% valora mal la efectividad en el control del orden público y un 82% critica la incapacidad de promover tranquilidad.

  • CAMBIO CONSTITUCIONAL

En cuanto al contexto y el ánimo social, el sondeo establece que están muy conectados con el proceso constituyente. Una amplia mayoría de la población (93%) está al tanto de la realización del plebiscito de abril y el interés por participar resulta particularmente alto al punto que 9 de cada 10 personas dice que definitiva o muy probablemente votará el 26 de abril.

El imaginario ciudadano en torno a una nueva constitución se relaciona con la posibilidad de que en ella se plasme un nuevo pacto social en favor de reducir las inequidades, disminuir la desigualdad social y mejorar las oportunidades de las personas. Al mismo tiempo la nueva constitución genera expectativas de mejoras en pensiones, salud y educación entre otros.

Respecto del resultado, masivamente prima la idea de que triunfará el apruebo por una amplia mayoría (62%) o bien por una mayoría estrecha (24%). Sólo un 14% de encuestados cree que el resultado favorecerá a la opción rechazo.

Y, mientras un 71% declara que votaría apruebo sólo un 21% se inclina por el rechazo. Respecto de la constitución del órgano constituyente el 56% elige convención constituyente y un 35% convención mixta.

El resultado apruebo en tanto se asocia con la alegría como emoción predominante (66%) mientras que si el resultado fuese el rechazo las emociones resultantes se dividen entre la tristeza, la rabia, la molestia y la sorpresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *