Un bebé de dos meses fue encontrado en un sitio eriazo ubicado en Quillota, en malas condiciones de cuidado y con claros signos de hiportemia.

De acuerdo a los antecedentes, el lactante se encontraba arriba de un colchón viejo, y su llanto habría alertado a una mujer que iba transitando por ese lugar.

Según relató, una vez percatada del hecho, lo abrigó y concurrió al Hospital San Martín de Quillota, donde fue hospitalizado y auxiliado. Actualmente se encuentra fuera de riesgo vital y estable.

La madre del bebé llegó hasta la Cuarta Comisaría de Quillota, en donde negó haber dejado abandonado al bebé. Sostuvo que incluso la mujer que encontró al lactante, estaba al cuidado de su hijo mientras ella salía a hacer unos trámites.

Por otro lado, del padre de la guagua no se tienen antecedentes. El gobernador de Quillota, Iván Cisternas, indicó que las condiciones del lactante se condicen con la versión de la mujer que encontró al bebé.

“La madre indica que se lo había pasado a la señora para que lo cuidara mientras ella hacía algo, sin embargo, la versión de la señora es que lo lleva al hospital y que lo encontró tirado. Las condiciones en que estaba el niño también indican es que había sido dejado solo en algún lugar”, sostuvo Cisternas y consigna BioBioChile.

Por su parte, el Tribunal de Familia determinó que la madre no se acerque al bebé mientras se realiza la investigación del hecho.

En tanto y respecto al padre, no hay algún tipo de medida, ya que en palabras de la autoridad provincial, no se tienen antecedentes de su presencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *