Especialista de la OIT dijo que si bien países como Brasil, El Salvador y Perú ya han elaborado normativa al respecto, Chile es el único lugar donde además de incorporar a los actores se están generando debates locales.

Con la puesta en marcha de la Primera Mesa Regional de Seguridad Laboral comenzó en Valparaíso la serie de encuentros y diálogos tripartitos programados por el gobierno para crear una política nacional sobre la materia, de manera de generar una normativa que desde su concepción incorpore a todos los actores relevantes y las diversas visiones y diferencias propias de las regiones.
La actividad contó con la participación del Subsecretario de Previsión Social, Marcos Barraza, la seremi del Trabajo, Karen Medina, los directores del Instituto de Previsión Social (IPS), Juan Carlos Tapia, y de Seguridad Laboral, Catherine Urzúa, además de representantes del mundo laboral, sindical y social.
Barraza explicó que la iniciativa tiene que ver con que unos de los ejes programáticos del gobierno ha sido la creación de una política nacional de seguridad en el trabajo, “obligación contraída por el Estado chileno desde el momento en que suscribió el convenio 187 de la OIT, como una consecuencia inmediata del accidente de los 33 mineros.” Además sostuvo que se comenzó en Valparaíso porque “si bien en materia de accidentabilidad laboral las cifras nacionales han decrecido (6%), en el caso de Valparaíso se mantienen entre los porcentajes más altos (11%).
Precisó que dicha política “tiene que emerger del diálogo tripartito –empleadores, trabajadores y gobierno- para establecer criterios y elementos fundamentales, y dispusimos que existiera una bajada regional considerando que la política pública de hoy debe reflejar la diversidad de las regiones, cuyas realidades son distintas en materia productiva.”
El director regional del IPS, Juan Carlos Tapia, valoró la iniciativa con la “que se busca generar políticas públicas inclusivas, donde los actores se sientan invitados a aportar desde su experiencia, de manera de lograr legislación orientada a reducir accidentes y enfermedades profesionales, y el fortalecimiento de distintos componentes de sistema nacional de seguridad”.
Durante la jornada, la representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Carmen Bueno, destacó “que se involucre a las regiones en el proceso de formulación de una política nacional en esta materia. La especialista en seguridad y salud en el trabajo, dijo que si bien países como Brasil, México, El Salvador, Perú y Argentina ya han elaborado normativa al respecto, “Chile es el primer lugar donde, además del diálogo tripartito, se está generando un diálogo regional”.
Por su parte, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Valparaíso, Roberto Aravena, valoró positivamente “el esfuerzo que ha hecho el gobierno central, el Ministerio del Trabajo y las seremías para implementar una mesa de diálogo tripartito necesaria para diseñar una nueva política de seguridad en el mundo laboral, fundamental para un trabajo más seguro y a la vez más productivo, pues la seguridad está directamente relacionada con la productividad”. Manifestó su voluntad de sumarse “con entusiasmo porque somos quienes nos vemos beneficiados o perjudicados por las políticas en la materia y para aportar desde la experiencia, que no siempre coincide con los análisis técnicos, para el buen término de esta tarea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *