El diputado por la Región de Valparaíso, Osvaldo Urrutia (UDI), le solicitó formalmente al Gobierno que entregue a la brevedad una “pensión de orfandad” para todos los menores de edad del país que han perdido a sus padres a causa del coronavirus, considerando la grave situación emocional y económica por la que deberán atravesar.

Al respecto, el parlamentario gremialista señaló que, a la fecha, se estima que serían alrededor de 300 los niños, niñas y adolescentes que han quedado huérfanos luego que ambos padres fallecieran tras contagiarse de covid-19. Sin embargo, aseguró que las propias autoridades del Gobierno señalaron que la cifra no está del todo actualizada, por lo que incluso podría ser mayor el número de menores que han perdido a ambos padres.

“En los últimos días, todos nos conmovimos al conocer la historia de tres niños de Chiloé, de 6, 12 y 14 años, que perdieron a su papá y a su mamá producto del coronavirus. Y lo más dramático es que si esos niños no tuvieran a ningún familiar que los cuidara, quedarían en el total abandono, que es lo que precisamente buscamos evitar”, comentó Urrutia.

Por lo mismo, detalló el parlamentario, “decidimos enviarle una carta al Gobierno para que aborde este tema con la mayor seriedad y establezca la entrega de una pensión de orfandad para ayudar a los adultos que se queden al cuidado de los menores que han perdido a sus padres”, agregando que “es rol del Estado proteger a estos niños y no abandonarlos a su suerte, acompañándolos con políticas públicas que sean efectivas y que les permita salir adelante de este duro momento”.

En esa línea, el diputado por Valparaíso aseguró que buscará reunirse en los próximos días con la ministra de Desarrollo Social no sólo para solicitarle de manera formal que se implemente dicha pensión de orfandad, sino que también para que se entregue una ayuda en materia psicológica a los menores, además de acompañarlos durante el proceso y ofrecerles contención emocional.

“Estamos hablando de que serían alrededor de 300 los menores que han perdido a sus padres, aunque podrían ser más los casos. Y no estamos ni siquiera considerando a los niños que han perdido al menos a uno de sus padres, lo que habla de una tragedia emocional que debemos enfrentar de inmediato. Es el Estado el que debe asumir la protección de esos menores y, por lo mismo, esperamos que se pueda crear esta pensión de orfandad, que ayudará a sobrellevar en algo esta dramática situación que les tocó vivir”, concluyó Urrutia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *