CONAF entregó a la comunidad un balance de la gestión de esta reserva nacional durante el año 2015. En la ocasión se dieron a conocer los avances y desafíos pendientes en materia de conservación medioambiental e infraestructura.
Con la presencia de autoridades, personal de Carabineros, representantes de organizaciones no gubernamentales y vecinos, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) presentó este martes la cuenta pública de la gestión durante el año 2015 de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, ocasión donde se dieron a conocer los principales logros y desafíos pendientes de esta área silvestre protegida del Estado, situada en la comuna de Valparaíso.
En la oportunidad, el director regional de CONAF, Héctor Correa, destacó el vínculo alcanzado con las comunidades aledañas a la unidad, particularmente con los habitantes de los sectores de Peñuelas, Placilla y Curauma, a través de diferentes iniciativas, entre ellas la creación de una cicloruta familiar de 40 kilómetros, con paneles educativos sobre los recursos naturales y culturales del entorno, que tuvo un costo aproximado de $5.500.000.
Por su parte, el administrador de la reserva nacional, Aldo Valdivia, quien rindió la cuenta pública, manifestó que la seguridad al interior de esta área silvestre mejoró ostensiblemente el año pasado, con la confección de 147 kilómetros de cortafuegos, para lo cual la Corporación invirtió $7.000.000, monto dirigido básicamente al trabajo con motoniveladoras y bulldozer. Y en ese sentido, precisó que “hubo 11 incendios forestales, con una baja envergadura en comparación a temporadas anteriores”.
Asimismo, puntualizó que la institución forestal está desarrollando un proyecto de silvicultura preventiva, en conjunto con profesionales de la Universidad de Chile, que apunta a la disminución del material combustible dentro de la unidad, mediante la poda y el raleo tanto de la vegetación nativa como de la exótica.
Otro punto que abordó Valdivia fue la labor de conservación de la flora, donde resaltó el cuidado que el cuerpo de guardaparques ha brindado a tres variedades de orquídeas endémicas, que se encuentran en peligro crítico de extinción. Por ejemplo, a través de la realización de más de diez prospecciones florísticas, donde se evaluó el estado de éstas y otras especies.
El administrativo, por otra parte, valoró la erradicación del 90 % de las avispas chaquetas amarillas al interior del entorno protegido porteño, que el año 2015 tuvo 42.298 visitantes, a través de la aplicación de un veneno que no afecta los ecosistemas presentes.
Finalmente, el guardaparque y encargado del Programa de Protección de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, Óscar Salazar, sostuvo que “en coordinación con Carabineros se realizaron el año pasado alrededor de 200 patrullajes, logrando cursar los efectivos 158 infracciones por ingreso ilegal. También aprehendieron a cinco personas por órdenes vigentes y seis por hacer fuego al interior del área silvestre protegida”.
Cabe consignar que los delitos más comunes en esta unidad, según detalló el funcionario de CONAF, son el robo de madera, la caza ilegal y prender fuego en lugares no habilitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *