En la antesala de la temporada estival, y dado el aumento de loteos en predios agrícolas en el sector de Laguna Verde, el concejal de Valparaíso Carlos Bannen, dio a conocer el peligro que existe tras la venta de terrenos inferiores a los 5 mil metros cuadrados, ya que carecen de un rol, no son reconocidos como propiedades por el Conservador de Bienes Raíces, pues sólo son derechos de un inmueble que no puede ser subdividido, situación que al carecer de servicios básicos aumentan el riesgo de incendios forestales.
“He tomado conocimiento mediante conversaciones con vecinos de Laguna Verde, que empresarios siguen con la práctica de vender lotes con una superficie inferior a los 5 mil metros cuadrados, y en algunos casos están vendiendo lotes de 400 y menos metros cuadrados”, indicó el Edil.

El concejal Bannen, de profesión abogado explicó que: “En estos casos hay que señalar que los compradores sólo compran derechos sobre los inmuebles, por lo que no son dueños absolutos de su terreno y eso hay que recalcarlo. Además desde el punto de vista legal existe un decreto ley de 1980, el decreto ley 3.516 que en su artículo primero señala que los predios rústicos, los inmuebles de aptitud agrícola, ganadera o forestal ubicados fuera de los límites urbanos o fuera de los límites de los planes reguladores intercomunales de Santiago y Valparaíso, podrán ser divididos libremente por sus propietarios siempre que los lotes resultantes tengan una superficie no inferior a 0,5 hectáreas físicas. Esta situación claramente no se cumple”.

Agregó que pese al esfuerzo de la Municipalidad de Valparaíso y a su delegado Patricio Estay, al actuación de estos empresarios atentan contra una planificación clara de la zona, y juegan con la buena fe de los compradores, que al adquirir sólo un derecho y no una propiedad no pueden acceder a servicios básicos, ni a ningún tipo de ayuda estatal.

SOLICITUD A VIVIENDA Y CONAF

Carlos Bannen señaló que en este contexto solicitará a la Seremi de Vivienda y CONAF, una mayor fiscalización, en especial al otorga permisos de manejo forestales, “donde en la práctica se aprovecha cualquier situación medioambiental para talar bosques y luego lotearlos irregularmente para su comercialización”, precisó.

En la misma línea, Carlos Pérez, presidente de la Junta de Vecinos 208 A Villa Celia Rosa de Laguna Verde dio cuenta que sólo en su sector más de 400 viviendas se encuentran emplazadas irregularmente en suelo agrícola y sin posibilidad de acceder a servicios básicos de agua, alcantarillado, luz o retiro de basura.

Agregó que al poseer sólo derechos, por ser propiedades inferiores a media hectárea, no tienen posibilidades de acceder a regularizar su situaciones o acceder a un rol en el Conservador, aunque indicó que existen ventas notariales pese a que el Boletín 5049-1 prohíbe a estos ministros de fe a realizar dicho trámite.

Añadió que empresarios han jugado con la fe de personas humildes que ahora se ven de manos atados, y con sus derechos de morada y propiedad violentados.

“Pues además existen al menos 180 lotes que incluso son de 400 metros cuadrados, donde están en la práctica pegados unos a otros, y si se considera que la única forma de acceder a electricidad es mediante un revendedor o mediante un generador de combustible, con el claro riesgo de incendio”, precisó Carlos Pérez.

El dirigente indicó que dado el problema la intención es poder regularizar sus viviendas, pero que ello pasa por impedir que se sigan loteando terrenos de forma irregular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *