Familias afectadas por los incendios de Rocuant y San Roque mostraron su preocupación por la situación de quienes aún no cuenta con vivienda definitiva y deben tramitar los subsidios de arriendo, que a partir del próximo mes dejará de ser entregado por la Intendencia.

Además de lo anterior, las personas afectadas han señalado que a casi un año de esta tragedia, el proceso de reconstrucción aún no comienza.

Marcela Yañez, vocera del Movimiento Ceniza, señaló que durante este año, han tenido reunidos de trabajo con el Serviu pero la ayuda no estaría llegando a tiempo.

Yañez, agregó que necesitan tener una certeza en la continuidad de los pagos que tienen relación con los subsidios de arriendo, según detallan los dineros llegarían con retraso.

En esa línea, detallan que los vecinos de los cerros afectados ya han pasado por este problema. Fue en el mes de julio en donde también hubo un retraso en los pagos, consigna BioBioChile.

El monto entregado por el Gobierno asciende a los 300.000 pesos y está destinado a personas que necesiten arrendar una vivienda o se encuentren allegados en casas de familiares.

Desde el Serviu señalaron que el objetivo es mantener el Subsidio de Arriendo para quienes son hábiles y tienen un solución habitacional definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *