La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que condenó al fisco a pagar una indemnización total de $400.000.000 (cuatrocientos millones de pesos) por concepto de daño moral, a los hijos de pobladora que falleció al interior de su domicilio, al recibir una bala disparada por agentes del Estado, proyectil que atravesó la muralla de material ligero de su hogar, ubicado en la población Montedónico de Valparaíso, en agosto de 1983, durante la cuarta jornada de protesta nacional.

La Novena Sala del tribunal de alzada confirmó en todas sus partes la sentencia impugnada, dictada por el Trigésimo Juzgado Civil de Santiago, que acogió la demanda de indemnización de perjuicios presentadas por los cinco hijos de Lina Dora del Carmen Garay Tobar.

“Que los medios de prueba mencionados unido al hecho que los demandantes fueron privados, en una forma abrupta y trágica, de la compañía y crianza de su madre doña Lina Dora del Carmen Garay Tobar, lo que produjo necesariamente una fractura psicológica en lo personal de cada uno de los actores, pero también a nivel familiar, que se hace aún más patente considerando las circunstancias en las que se produjo el hecho ilícito”, sostiene el fallo de primera instancia.

La resolución confirmada agrega que: “Este quiebre en la vida familiar, tanto nuclear como extendida, que conllevó a su desarticulación y, en algunos casos, a la separación de sus miembros a temprana edad, permite dar por sentado que los demandantes efectivamente han padecido desde largo tiempo una situación de angustia y aflicción provocada por la pérdida del pilar fundamental del grupo familiar”, detalló la sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *