Iniciativa propuesta por el Consejero Regional Daniel Garrido (PC) busca generar una mayor conectividad en toda la región de Valparaíso, contemplando a las provincias más lejanas de la capital regional.

Luego que el Consejo Regional de Valparaíso aprobará más de 200 millones de pesos para realizar un estudio de prefactibilidad para extender la línea del metro-tren hasta las ciudades de Quillota y La Calera, otras provincias de la región también han solicitado contar una mayor conectividad.

Por esta razón, el Consejero Regional Daniel Garrido (PC) planteó en la última sesión del CORE “la idea que se pueda consideran el dotar de buses alimentadores, mientras llega el tren a Quillota y La Calera, a los habitantes de las Provincias del Aconcagua y Petorca, de manera que haya un mayor acercamiento a Valparaíso, Viña del Mar, Quillota, La Calera, para estos habitantes, hecho que además les permitirá ahorrar tiempo y tener un mayor acceso a servicios”.

Según Daniel Garrido “necesitamos tener una mirada regional en relación al metro, ya que todos quisiéramos que el tren llegará a las provincias del Aconcagua y Petorca, pero como el estudio de prefactibilidad está planteado para Quillota y La Calera que ya es un gran avance, debemos pensar en cómo lograr una mayor conectividad con otras ciudades que están más alejadas de la capital regional”, aseguró.

Por último, el representante de la provincia de Petorca señaló que “independientemente que el metro-tren llegue a Quillota y La Calera, este recurso no se puede agotar ahí, por ello creo que es posible crear esta conexión que ya existe en Santiago (Metrobus) e incluso en otros países del mundo, por ello podemos crear esta conexión en nuestra región y mejorar la conectividad y calidad de vida de los habitantes de estas provincias”, aseguró el Consejero Regional Daniel Garrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *