La Controlaría investigará posibles irregularidades en contrataciones con montos que serían excesivos, además un posible tráfico de influencias al interior de la Municipalidad de Viña del Mar, relacionado con los bajos costos cobrados por el Hotel O’Higgins, para un evento de la asociación “Ciudad de Dios”.

Según los antecedentes conocidos en octubre del año pasado, se informó de sobre grupos de personas, entre ellos funcionarios municipales y externos, que se reunían para realizar cultos religiosos en oficinas y/o en dependencias del municipio, salones del conocido hotel de la ciudad jardín y la Quinta Vergara, lugares donde se habrían organizado almuerzos y actividades a costa de los recursos públicos.

Frente a esto, el diputado Andrés Celis, recurrió a la Contraloría para que se investigue esta situación y para que el municipio de Viña del Mar de alguna respuesta por este hecho, consigna BioBioChile.

Por su parte, la concejala Laura Gianici, comentó que es habitual que se ocupen salones del Hotel O’Higgins para actividades como seminarios, pero la edil señaló que eventos religiosos no le competen al municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *