Un hombre fue condenado a 18 años de cárcel por abuso sexual calificado y abuso sexual reiterado en la región de Valparaíso y de Coquimbo. Los delitos fueron cometidos en contra de su propia hija entre los años 2011 y 2017.

Tras cinco días de juicio, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de San Felipe condenó a imputado. En la instancia se indicó que la menor tenía solo 7 años cuando se cometió la primera agresión.

Estas se registraron en los domicilios de la comuna de San Felipe, Pichidangui y Los Vilos, según los antecedentes entregados, mientras estaba a solas con la menor.

Lo anterior pudo ser acreditado gracias a las pruebas expuestas y declaraciones de testigos. En tanto, la defensa aseguró que los delitos no se habían cometido.

El fiscal de San Felipe, Alejandro Bustos, informó que este caso salió a la luz luego de que la víctima contara sobre el hecho a una compañera.

“En 2017 la niña angustiada habla por primera vez con dos compañeras y una de ellas la convence de relatar lo sucedido a su tío, que trabajaba en el colegio”, de esta forma, se le comunicó lo sucedido a la madre de la menor, quien estableció la denuncia, consigna BioBioChile.

Finalmente, bajo el argumento que los hechos provocaron secuelas psicológicas en la hija del condenado, se determinó la pena de 18 años de presidio mayor en su grado máximo, debiendo cumplir esta de forma efectiva.

Además, se solicitó la prohibición de acercarse a la joven, teniendo en cuenta que este hombre pueda acceder a algún grado de libertar dentro de los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *