• Registro abarca el trabajo desarrollado con la comunidad desde el 1 de enero del 2014 a la fecha. San Antonio, Valparaíso, Quilpué, Viña del Mar y Villa Alemana son las ciudades donde se han llevado a cabo mayor cantidad de actividades.
En Chile el 99% de los incendios forestales son causados por el accionar humano, ya sea por negligencia o en forma intencional. Por este motivo, para la Corporación Nacional Forestal (CONAF) resulta fundamental el trabajo de prevención que desarrolla con la comunidad y que ésta conozca las conductas imprudentes que pueden originar siniestros, tales como apagar mal las fogatas, quemar sin autorización desechos agrícolas, arrojar vidrios en lugares inadecuados, acumular basura en las quebradas, no desmalezar los entornos de las viviendas y dejar fósforos u otros materiales inflamables al alcance de los niños.
En la región de Valparaíso, desde el 1 de enero de 2014 a la fecha, CONAF ha ejecutado 4.069 operativos de concientización. Estos se han concentrado en San Antonio (766), Valparaíso (572), Quilpué (296), Viña del Mar (291) y Villa Alemana (162), comunas consideradas de primera prioridad debido a su densidad poblacional e histórica ocurrencia de incendios forestales.
Según explicó el Director de CONAF V Región, Héctor Correa, “la Sección de Prevención de Incendios Forestales, dependiente del Departamento de Manejo del Fuego de la Corporación, ha realizado 4.069 operativos preventivos con juntas de vecinos, colegios, centros de adultos mayores y otras organizaciones sociales o de base, que es donde tenemos que buscar apoyo para no vivir nuevamente tragedias como las que ocurrieron en Valparaíso”.
“En la Quinta Región, como todos saben, la escasez hídrica está provocando que los ecosistemas se hagan más desérticos, con más vegetación o combustible en condiciones de arder. Por lo tanto, es importante preparar a la gente para que esto no ocurra”, agregó.

Por su parte, el jefe de la Sección de Prevención de Incendios Forestales, Luis Correa, detalló que antes de realizar actividades de concientización, desarrollan un análisis de ocurrencia de siniestros en las diferentes ciudades y luego definen los sectores más peligrosos dentro de ellas. Tras delimitar estas áreas, entregan recomendaciones a sus habitantes a través de talleres o puerta a puerta.
En el primer caso, manifestó, “se le solicita al dirigente vecinal que agrupe a la gente en una sede o cancha y ahí se hace una reunión ampliada para 50 o 60 personas, donde se transmite el mensaje de prevención”.
“El otro sistema es el de contacto cara a cara, así como los evangélicos que van de casa en casa, nosotros lo hacemos igual; llegamos a una población sin previo aviso ni coordinación, y entregamos volantes y recomendaciones”, aseveró.
Cabe consignar que, considerando exposiciones, talleres, fiscalización de quemas autorizadas y encuentros puerta a puerta con la comunidad, CONAF ha contactado a 40.179 personas durante el año 2014, a quienes se ha capacitado y donado material informativo en torno a la prevención de emergencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *