A pesar de las dificultades asociadas a la pandemia del coronavirus, que impidieron el normal funcionamiento de sus viveros en Valparaíso, La Ligua y Llay Llay, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) entregó este año más de siete mil árboles para la creación y mantención de áreas verdes en la región. 

En el marco de su programa de arborización “Un chileno, un árbol”, la institución forestal proporcionó 2.939 plantas a la provincia de Petorca, 1.476 a San Felipe de Aconcagua, 1.211 a Marga Marga, 581 a Valparaíso, 537 a Los Andes, 214 a Quillota y 174 a San Antonio y 20 a otras zonas del país. 

Al respecto, el director regional de Conaf, Sandro Bruzzone, manifestó que “producto de la emergencia sanitaria, que implicó la inactividad de nuestros viveros durante casi cinco meses, establecimos como meta la entrega de cinco mil ejemplares arbóreos. Y gracias al trabajo de nuestro departamento de Desarrollo y Fomento Forestal, a la disposición de turnos y estrictos protocolos de seguridad frente al COVID-19, superamos esta cifra en un 143.04% (7.152 individuos)”. 

Añadió que “las especies más requeridas este año, por municipalidades, establecimientos educacionales, organizaciones sociales y particulares, fueron quillay (1.020), molle (742), fresno (657), pimiento (598), ciprés común (445), quebracho (363), ligustro (360), peumo (360), algarrobo (318) y pitosporo (316)”. 

Asimismo, Bruzzone precisó que “a través de convenios de cooperación, principalmente, nuestro programa de arborización entregó 3.956 plantas nativas, 2.777 exóticas y 419 nativas en categoría de conservación”. 

Finalmente, el directivo destacó que “el establecimiento de arbolado en medios urbanos y periurbanos es muy importante porque, entre otros beneficios para la comunidad, contribuye a la regulación de la temperatura del aire local, como barrera contra el ruido y el polvo, provee belleza escénica y mejora la salud mental de las poblaciones que están en sus proximidades”. 

El programa de arborización de Conaf retomará la entrega de plantas a contar del mes de marzo. Durante los días que restan de este mes y hasta fines de febrero, los tres viveros de la institución continuarán trabajando en la mantención y producción  de ejemplares arbóreos para nuevas distribuciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *