Con todas las medidas de seguridad frente a la pandemia, funcionarios de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) se reunieron con 32 vecinos del Comité Los Boldos, del sector Teniente Serrano, en Quilpué, para enseñarles técnicas de silvicultura preventiva o manejo de combustibles, a objeto de mitigar la ocurrencia y el daño de incendios forestales en la zona.

Al respecto, el director regional del organismo, Sandro Bruzzone, explicó que “mediante tres talleres en terreno, casa por casa, nuestro personal entregó información a los pobladores en torno a cómo modificar, ordenar y eliminar la vegetación, viva o muerta, para así disminuir la amenaza y propagación de incendios forestales como el ocurrido durante el mes de enero pasado, que lamentablemente afectó a la flora, fauna y siete viviendas de  la comuna”.

Por su parte, la profesional de la Sección de Prevención de Incendios Forestales de la corporación, Millaray Fuenzalida, detalló que “revisamos cada situación particular, entregando recomendaciones de silvicultura preventiva, que son los trabajos que pueden realizar los propios vecinos para limpiar o reducir la vegetación alrededor de sus viviendas y áreas comunes, a través de actividades como la poda o el raleo de los árboles y la reducción del matorral. De esta manera, ante un incendio, el fuego tendría menos material combustible para consumir, los daños serían menores y sería más fácil y rápido su control”.

En tanto, la tesorera del Comité Los Boldos, Ivonne Maldonado, sostuvo que “nosotros estamos muy agradecidos de Conaf, porque, aparte de toda la ayuda que nos ha entregado en el tema de los incendios, ha ido constantemente a nuestra comunidad a darnos charlas, a revisar los terrenos en las diferentes casas. O sea, ellos van, nos dan una charla,  revisan,  nos ven los arbolitos y nos dicen qué está bien y qué está mal. También están viendo el tema de hacer cursos de capacitación para que nosotros como comunidad podamos estar más protegidos, en el sentido de saber qué cosas están mal y qué podemos hacer”.

“Nosotros, por causa del último incendio, quedamos con muchas personas afectadas y que perdieron sus casas, pero, al mismo tiempo, con una preocupación muy grande. Por lo mismo, nos hemos reunido como vecinos y hemos hecho cortafuegos”, resaltó.

El incendio forestal denominado “La Engorda- Reserva Nacional Lago Peñuelas”, que afectó a las comunas de Valparaíso y Quilpué, entre los días 14 y 23 de enero del 2021, consumió una superficie de 3.420 hectáreas, dejando seis viviendas destruidas y una con daños menores en la Ciudad del Sol.

Cabe recordar que, en la ocasión, simultáneamente, ocurrieron dos siniestros más: “Hacienda Las Palmas” y “Hacienda Las Palmas 2”. En total, los tres incendios forestales mencionados afectaron una superficie de 3.960,75 hectáreas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *