derrame-mayo-740x357

En la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, realizada ayer en el Congreso Nacional, el gerente general de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap), Marcelo Tokman, confirmó que la estatal ya inició el proceso para reparar el material extraído del mar tras el tercer derrame de hidrocarburo del buque tanque “Ikaros”, ocurrido el 14 de mayo, lo que determinará la cuantía de aceite (Slurry Oil) derramado al mar.

Los antecedentes, tras el proceso, recalcó el gerente de la estatal, serán entregados a la autoridad marítima como parte del proceso sumarial administrativo que llevan a cabo en el caso.

“En este momento estamos haciendo la separación en la Refinería porque al limpiar uno con las dragas sacaba una mezcla de combustible y mucha agua, por eso, se está haciendo el proceso de separar el agua del combustible y cuando tengamos la cifra se la vamos a entregar a la autoridad marítima que está llevando la investigación”, precisó Tokman.

Esto porque, la estatal- según afirmó el ejecutivo- quiere evitar errores en los cálculos, como ocurrió en el primer derrame del buque tanque Mimosa ocurrido el 24 de septiembre del 2014.

Afirmó que no quieren en esta oportunidad que se atribuyan responsabilidades a la empresa por cálculos erróneos o que se informe que se está escondiendo información.

A su vez, en la Comisión se analizó el derrame de aceite decantado, las labores de limpieza asumidas por la empresa y las inversiones realizadas. En base a esto, se concluyó que en la bahía de Quintero existe un problema mayor en donde todas las empresas deben asumir un rol participativo y de coordinación para evitar nuevos incidentes. Además, se pidió por parte de los afectados una ley que proteja al sector.

14 de mayo fue el último vertimiento de hidrocarburo registrado en la bahía de Quintero.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso

Powered by WPeMatico