Cristian Calvetti Haller,  Gerente de Asuntos Corporativos
Puerto Valparaíso

_MG_8253 (1)En Puerto Valparaíso hoy estamos empeñados en trabajar con todas las energías por nuestra Ciudad-Puerto, y colaborar desde la actividad portuaria a mejorar y levantar nuestro Valparaíso, tras una sensación de pesimismo que su gente, las porteñas y porteños, vienen sintiendo desde hace rato.

Creemos que con el trabajo de todos los actores relevantes, sumado a un plan de crecimiento pensado en el desarrollo de la industria portuaria y un borde costero amigable, la Empresa Portuaria Valparaíso está concretando una propuesta de futuro a la ciudad y al país, convencida de que los proyectos de ampliación, realizados de acuerdo a las necesidades de la comuna, representan un inmejorable motor de crecimiento y un trampolín para reactivar a Valparaíso y sus habitantes.

Esta nueva inyección de optimismo y de ganas de sacar adelante, a las y los habitantes de Valparaíso, tiene como uno de sus ejes, en el mediano plazo, las obras de construcción del nuevo Terminal 2, adjudicadas en diciembre de 2013 a la empresa OHL Concesiones, a través de su filial Terminal Cerros de Valparaíso (TCVAL).

Este proyecto, inédito en la historia de la comuna y sólo comparable a la construcción del actual puerto en 1912, busca erigirse como una gran oportunidad de crecimiento para la ciudad, no sólo por la gran inversión que implica –unos US$ 500 millones-, sino también por los más de 3 mil empleos que generará (1.000 de ellos en forma directa) para los trabajadores y trabajadoras porteñas, lo que implicará por ejemplo más naves y cruceros atracando, más visitantes recorriendo los rincones de la urbe, más personas aportando al comercio y al turismo.

Como empresa estatal, y en especial como una empresa regional comprometida con Valparaíso en lo más profundo, estamos convencidos de estar aportando con estos proyectos una vía concreta y efectiva –no la única- para apoyar el desarrollo de la ciudad, más aún de una forma conectada con su vocación histórica y central. En nuestro diario contacto con cientos de porteñas y porteños con los que hemos compartido un 2014 muy intenso, nos hemos dado cuenta que hay un cariño especial por su puerto y una expectativa latente de que las iniciativas que estamos impulsando son motivo de esperanza de un mejor futuro para todos.
Y nos han preguntado sobre como el Terminal 2 podría afectar las vistas o el paisaje, y hemos indicado que hay que entender que el paisaje es una globalidad que considera los  cerros de Valparaíso y claro, habrá infraestructura de tipo portuaria que hoy no existe en el borde costero, y lo que se apreciará es una operación dinámica con máquinas de última generación, lo que refuerza el valor de Valparaíso como principal terminal portuario de Chile, agregando que en los miradores del Yugoslavo, Marina Mercante y Barón se mejorará la infraestructura y equipamiento, como por ejemplo con la instalación de paneles para explicar esta actividad y el valor del patrimonio urbano de los alrededores, entre otras mejoras y aportes en diversos ámbitos. Ganará Chile, sin duda, con el nuevo Terminal 2, que añadirá competitividad a su comercio exterior y mejorará su capacidad instalada, pero sobre todo ganará la comunidad. Estamos en un momento muy importante, que marcará una inflexión para Valparaíso. Queremos que nuestro anhelo de crecer como Ciudad – Puerto sea compatible con las expectativas y sueños de Valparaíso y su gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *