Chilquinta entregará una prórroga para personas electrodependientes y cuyo registro esté por vencer, como medida para enfrentar situaciones complejas por el Covid-19. Mientras que Esval anunció la facilitación el servicio de agua potable para clientes que tengan dificultades de pago.

Desde la empresa de energía eléctrica se determinó extender en 90 días el plazo de vigencia en su registro de personas electrodependientes.

De esta manera, aquellos casos que deban realizar dicho trámite de actualización entre marzo y junio, serán postergados de manera automática, según dijo José Morales, gerente de Ingeniería y Operación de Chilquinta Energía.

Asimismo, la empresa a través de su cuenta en Facebook anunció la suspensión de las desconexiones programadas y cortes por deudas hasta el 31 de marzo.

Mientras, desde la sanitaria Esval también se tomaron medidas. Según se informó, la empresa dará facilidades a los clientes con dificultades de pago.

Según se explicó, esta medida está en la línea de mantener los recursos necesarios para la higiene de las personas y que se protejan del virus que está declarado como pandemia a nivel mundial, con una una rápida propagación.

Luis Riveros, gerente regional de Esval, dijo que se está analizando caso a caso para mantener a todos las personas con el suministro de agua potable y hacer frente a la crisis, consigna BioBioChile.

Por último, como una medida para aplanar la curva de contagios, desde la empresa de electricidad anunciaron el cierre de sus oficinas y sucursales durante 14 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *