Desde que el Gobierno flexibilizó los requisitos de acceso al seguro de cesantía, y aumentó el monto de sus prestaciones en septiembre, un total de 995.577 desempleados ha solicitado el beneficio hasta el pasado 17 de enero, de acuerdo a la Superintendencia de Pensiones.

Entre ellos, 971.993 personas ya fueron autorizadas por la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC) para hacer los giros, mientras que 23.584 han visto sus peticiones rechazadas, consignó El Mercurio.

Por otro lado, el 73,8% de los aprobados ha usado recursos de sus cuentas individuales, versus el 26,2% que ha extraído montos del Fondo de Cesantía Solidario (FCS).

La Región Metropolitana concentra el 40% de las solicitudes autorizadas, y mucho más atrás están zonas como Valparaíso (7,8%) y el Biobío (7,7%), con signa Cooperativa.

MAYORÍA DE BENEFICIARIOS VIENE DE EMPRESAS GRANDES

En tanto, datos del FCS -la única prestación que refleja término de relaciones laborales recientes- indican que el 52,4% de los beneficios ha sido otorgados a personas que sostenían contratos a plazo fijo, y el 47,5% quienes habían firmado contratos indefinidos.

La mayor parte de los giros se dan desde empresas grandes (49,1%), quedando en segundo lugar las medianas (20,2%) y en último, las pequeñas (18,9%).

Además, se presenta una tendencia a utilizar el FCS entre trabajadores de la construcción (23%), al igual que entre quienes desempeñaban actividades de servicios administrativos y de apoyo (12,7%).

Por lo demás, el promedio de financiamiento del seguro actualmente es de 346 mil 754 pesos: en términos desagregados, 367 mil 321 pesos corresponden al FCS, y 307 mil 623 pesos son saldos de las Cuentas Individuales de Cesantía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *