A la aplicación de la vacuna Pzifer-Biontech en Chile, pronto se sumará la inoculación china Coronavac. De hecho, casi dos millones de dosis deberían aterrizar en suelo nacional a fines de enero.

Esto luego que el Instituto de Salud Pública (ISP) recibiera la solicitud formal de la Cenabast (Central Nacional de Abastecimiento) para la importación y para el uso de emergencia de estas dosis.

«La solicitud se acaba de firmar. De acuerdo al Código Sanitario, el artículo 99, es Cenabast quien solicita al ISP la autorización para uso de emergencia de la vacuna Sinovac», comentó a 24 Horas Valentín Díaz, director nacional de Cenabast, quien agregó que esto «es una muy buena noticia para el país», consigna 24Horas.

Desde el ISP, hace dos semanas, dos fiscalizadoras de la entidad viajaron a China para comprobar que efectivamente los protoclos de seguridad e higiene se cumplan en la fabricación de la vacuna.

La vacuna Coronavac, además de China, también se produce en Brasil por el Instituto Butantan. En ese país ya más de 13 mil voluntarios se han inoculado en la fase de ensayo clínico.

En esa etapa también han participado habitantes de Turquía, Indonesia y cerca de 200 funcionarios de la salud chileno. Pruebas que se seguirá haciendo en paralelo a la vacunación masiva. De esta manera, seremos el primer país, además de China, en el que la vacuna Coronavac sea parte de un plan de vacunación a la población general.

Coronavac, al igual que Pfizer, se administra en dos dosis. La segunda se está inoculando al día 14 en algunos ensayos y al día 28 en otros, mientras que aún no está claro cuál será el formato utilizado en Chile, algo que debería decidir el Ministerio de Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *