«La gente hoy día nos odia», criticó Juan Araya, presidente de la CNTC, a raíz de los bloqueos de peajes del fin de semana.

Los transportistas de la Región de Valparaíso rechazan sus declaraciones y aseguran que la movilización surge de las bases.

La protesta de los camioneros que el fin de semana bloquearon los peajes de las rutas 68 y 78 en protesta por los altos cobros durante el horario punta ha desatado una serie de críticas cruzadas entre los dirigentes del gremio.

Juan Araya, presidente de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones, calificó en los últimos días a sus colegas como «matones de barrio» y puso foco en el efecto adverso que la manifestación provocó dentro de la opinión pública.

«Hay razones de movilización, pero hay que saber hacer las movilizaciones: no pueden ser locales y no pueden ser contra la comunidad. La gente nos odia hoy día«, criticó Araya.

Según el dirigente, la protesta «fue una mala operación, un capricho que se quisieron dar algunos y después se fueron, dejaron a la gente sola».

La CNDC anunció mediante un comunicado que durante esta semana seguirá adelante en sus conversaciones con el Ministerio del Interior, pero subrayó que éstas «no tienen relación con alguna (…) con organizaciones paralelas», y se enmarcan «en el accionar de mesas de trabajo que se mantienen desde hace tiempo, en un proceso permanente de diálogo gremio–Gobierno».

Convocantes se defienden

Hernán Hernández, director de la Asociación Gremial de Transportistas de San Antonio, rechazó las afirmaciones de Araya en el sentido de que la protesta haya surgido solamente de los «empresarios o dirigentes».

«El señor Juan Araya es el presidente de la otra Confederación, que no tienen ninguna relación con nosotros. Él indicó que éste era solamente un movimiento de empresarios, y eso es negativo. El mejor ejemplo fue que nuestros conductores se manifestaron a pesar de que ya teníamos la intención de bajar el movimiento lo más pronto posible«, dijo Hernández.

José Egido, presidente de Fede Quinta y secretario de la Confederación Nacional de Transporte de Carga, aseguró que «en la Quinta Región no hay dos voces», y «los hechos que acontecieron en la Ruta 78 son porque los propios conductores quisieron magnificar y demostrar lo que significa estar cuatro horas al costado del camino, en la berma, esperando a que eliminen el horario punta, sobre todo los días viernes, o cuando estamos en vísperas de algún feriado largo, que es lo que ellos tienen que vivir en carne propia».

 

 

 

Fuente: Cooperativa
Imagen: Terra.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *