En el marco de la Estrategia Regional de Innovación, Fedefruta está liderando el primer estudio integral en salud ocupacional, aplicado a los trabajadores de uva de mesa de las provincias de San Felipe y Los Andes con el propósito de diseñar la implementación predial de un sistema de buenas prácticas en salud ocupacional de 25 empresas productora/exportadoras del rubro y de esta manera contribuir a revalorizar el trabajo agrícola para evitar la fuga de mano de obra a otras actividades.

El Gobierno Regional Valparaíso, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad FIC-2015, está financiando este proyecto denominado «Programa de Implementación de Sistema de Buenas Prácticas en Salud Ocupacional para Empresas Productoras/Exportadoras de Uva de Mesa de las Provincias de San Felipe y Los Andes».

El lanzamiento del proyecto contó con la participación del consejero regional Ricardo Aliaga; Pedro García, gerente de Fedefruta Región de Valparaíso; Vicente Valdivieso, presidente de la Asoc. de Agricultores de San Felipe, Paulina Hernández, presidenta de la Unión Latinoamericana de Ergonomía y representantes de empresas productoras y exportadoras de uva de mesa de San Felipe y Los Andes.

MAS ERGONOMIA, MEJOR PRODUCTIVIDAD

La ergonomía, se consideró como parte del problema de escasez de mano de obra, principalmente «observando a otros países y competidores que ya están acá, quienes han tomado este tema desde el principio, como una parte importante del negocio, generando herramientas que faciliten las labores agrícolas. Por lo tanto, como industria y como país se hace necesario especializar y profesionalizar aún más al trabajador agrícola y certificarlo, a través de los  programas de competencias laborales que hay que aprovecharlos; pero el desafío de la industria es poner en valor toda la experiencia que las personas tienen» , manifestó Pedro García, gerente de Fedefruta Región de Valparaíso.

El proyecto, a cargo de Fedefruta, en su parte técnica está siendo ejecutada por un equipo de kinesiólogos especialistas en Ergonomía, liderados por Consuelo Vergara Rivero, kinesióloga jefe del proyecto y presidenta de la Sociedad Chilena de Ergonomía, SOCHERGO.

Consuelo Vergara explicó que «con esta iniciativa se quiere contribuir a revalorizar el trabajo agrícola para evitar la fuga de la población a otras actividades. Por eso, según los factores de riesgo detectados, el objetivo final del proyecto es diseñar la implementación predial de un sistema de buenas prácticas en salud ocupacional para 20 empresas de la zona. Además, se considera la realización de talleres de capacitación, días de campo y la creación de un manual de buenas prácticas laborales.»

Chile es el país Nº 1 en exportaciones de uva de mesa en el mundo. Las provincias de San Felipe y Los Andes concentran el 25% del total de exportaciones de uva chilena y el  5% de la uva mundial. Este es un dato muy relevante, para dar sustentabilidad en el tiempo a esta industria ya que no sólo es beneficioso para las exportaciones, sino también para el crecimiento de las economías locales.

En este escenario, el consejero regional Ricardo Aliaga expresó que » para el Gobierno Regional que está respaldado esta iniciativa es relevante conocer las condiciones de los trabajadores para prever en el futuro accidentes laborales, así como la falta de personal que afecta a los productores de uva, para incentivar a los chilenos a trabajar en el campo»

REACCIONES

Por su parte, Vicente Valdivieso, presidente de la Asoc. de Agricultores de San Felipe, señaló que «este estudio tiene un tremenda importancia en lo que respecta a la uva de mesa, inclusive en relación  a otra especies, porque estamos enfrentados a que el producto que logramos es totalmente artesanal que requiere mucho trabajo manual. Y aquí nos están entregando una muy buena radiografía de las capacidades físicas y productivas del trabajador agrícola versus el modo de cultivo de la uva. Por lo tanto, en un contexto de menor disponibilidad de mano de obra, estaremos muy atentos a las orientaciones que surjan».

Por su parte, Paulina Hernández, presidenta de la Unión Latinoamericana de Ergonomía, destacó «la mirada integral de este proyecto. «Me parece muy interesante que desde la ergonomía,  además de caracterizar a los trabajadores, el tipo de trabajo y sus particularidades, se está levantando un trabajo mucho más grande que debiese ir hacia normativas y legislación en el que están participando tres distintos estamentos como el Gobierno, Fedefruta y el gremio agrícola»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *