El Observatorio Legislativo Cristiano confirmó el regreso del “Bus de la Libertad” a Valparaíso para la próxima semana, luego de que el año 2017 recorriera distintas ciudades del país, oponiéndose a una serie de artículos de la Ley de Identidad de Género y el proyecto de adopción homoparental.

Para Marcela Aranda, directora del Observatorio, la evaluación del primer paso del bus hace tres años fue positiva. Dice que más allá de las caricaturas y el apodo del “bus del odio” que recibieron, su posición no estaba en contra de las personas LGBT.

Una de las cosas que pretende aclarar, es que en este ocasión su recorrido no busca enemistarse con los movimientos por la diversidad sexual. El cuestionamiento del Observatorio esta vez pasa por los artículos que contiene el Proyecto de Garantías de la Niñez, en donde por ejemplo, critican que ponga al Estado como garante de los derechos del niño, por sobre la familia.

Señalan que hay tipos de infracciones leves que regulan en exceso los límites de la crianza, y se pueden generar situaciones en donde los padres podrían vulnerar algún tipo de libertad del niño por cosas como no dejarlo usar su celular, o obligarlo a quedarse en su casa.

Marcela Aranda dijo temer atentados en contra del bus y pidió al Gobierno proteger su desplazamiento.

“Lo mínimo que van a querer hacer es quemar el bus (…) el bus siempre ha sido un medio de visualización de una realidad y hay muchas cosas que denunciar del proyecto”, sostuvo.

Por contraparte, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) expresó su rechazo al anuncio, reiterando el apodo de “bus del odio” y anunciando que responderán con el traslado del Bus de la Diversidad, consigna BioBioChile.

La organización informó que pedirá tanto a las intendencias Metropolitana y de Valparaíso que impidan el paso de la circulación de toda consigna de odio, con mensajes falsos, erróneos y prejuiciosos.

Sobre la postura del movimiento se refirió el vocero del Movilh, Óscar Rementería.

“En el año 2017 este bus sólo trajo violencia en nuestro país, trajo discursos de odios (…) sólo vino a dañar la dignidad de las personas pertenecientes a las minorías sexuales”, subrayó Rementería.

Aranda señaló que no quiere detallar cuál será el itinerario del bus todavía por medio a represalias, pero sí indicó a La Radio que es probable que pase por Viña del Mar y Valparaíso el próximo miércoles 25 de noviembre.

Pese a esto aún resta que se desarrollen conversaciones entre las intendencias y los respectivos movimientos, por potenciales problemas de aglomeración de público que, además de generar violencia, puedan aumentar los contagios de covid-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *