Los diputados Gael Yeomans y Raúl Soto solicitaron al Gobierno un ‘perdonazo’ para los más de 437 mil trabajadores que recibieron el bono de $500 mil alterando su monto de remuneración, según detectó el Servicio de Impuestos Internos, entidad que anunció también cómo se realizará el proceso de devolución de los montos.

En una carta dirigida a la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, la parlamentaria señaló que «el Gobierno debería hacer un perdonazo a todos los que hoy intenta perseguir por el Bono de Clase Media» y agregó que «es totalmente inmoral que intenten perseguirlos, sin asumir los costos de la improvisación del ministerio de Hacienda con esta ley que tuvo graves problemas de implementación».

«Lo que quedó demostrado aquí es que las ayudas focalizadas, mal informadas e implementadas por parte del Gobierno, no dan el ancho ante las necesidades de la gente. Por eso hemos insistido en una renta básica universal que incluya a la clase media es la única forma de ir en ayuda de las familias que hoy lo necesitan», planteó.

Además, dijo que quienes recibieron el bono «incorrectamente bajo las propias reglas de la ley, corresponde al 27% del universo total proyectado», consignó Emol.

«Lo anterior es una clara demostración del fracaso de un subsidio diseñado que el país carece de la capacidad técnica de implementar en el poco plazo que se estableció, como asimismo de las ayudas y beneficios provenientes del Estado con excesivos requisitos de focalización socioeconómica y burocráticos, que la gente al momento de postular no entiende», expresó y consigna Meganoticias.

«Hacemos un llamado al Gobierno a buscar soluciones no punitivas para el alto número de personas que se ha detectado como acceso irregular al subsidio, explorando opciones como la total condonación de la deuda, que permitan ahorrar recursos del Estado en personal (horas de trabajo de Fiscales y de funcionarios la Tesorería General de la República) como económicos en la persecución y cobranza de los subsidios», manifestó.

«Esta política pública fue mal diseñada»

En tanto, el diputado Raúl Soto manifestó a través de su cuenta de Twitter: “Me sumo a la solicitud de perdonazo para las 437 mil personas que postularon y accedieron al bono clase media de manera errónea”.

«Las declaraciones del Gobierno son tremendamente irresponsables e injustas, imputar toda la responsabilidad a la gente incluso hablando de fraude y persecución penal, ofreciendo las penas del infierno si no devuelven el dinero, es de una tremenda injusticia e irresponsabilidad, porque el bono clase media el Gobierno lo impulsó a última hora solo para tratar de echar abajo el proyecto del primer retiro del 10% de la AFP; objetivo que no lograron, pero esta política pública fue mal diseñada, mal ejecutada y mal implementada por parte de este Gobierno, por lo tanto tienen responsabilidad en esta materia y tienen que asumir aquello”, añadió.

“Por eso nosotros hoy nos ponemos del lado de la gente y exigimos un perdonazo para que en definitiva ellos puedan tener la tranquilidad económica que en medio de esta pandemia requieren”, concluyó.

Alteración de la renta

El Servicio de Impuestos Internos (SII) detectó que 437.703 trabajadores dependientes obtuvieron el bono de $500 mil alterando su monto de remuneración, es decir, declararon un monto menor al real en sus remuneraciones de julio, por lo cual se dio como plazo hasta el 30 de noviembre para devolverlo sin reajustes, multas ni intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *