La Sala de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que prohíbe a los establecimientos educacionales exigir a los apoderados la compra de útiles escolares o libros de una determinada marca o editorial.

La iniciativa vio la luz verde con 126 votos a favor y dos abstenciones, logrando ser despachada a segundo trámite al Senado.

Además de disponer que no se podrán exigir marcas, el texto establece que tampoco se podrá obligar a la entrega de útiles de aseo o artículos de oficina, excepto la educación parvularia, la cual podrán recibir pañales u otros útiles de aseo de uso personal, efectuando recomendaciones sobre determinados productos, indicando fundamentos pedagógicos acreditables, consigna Meganoticias.

En cuanto a los establecimientos particulares, no podrán exigir la compra o adquisición de textos escolares de una determinada editorial, ni podrán condicionar la matrícula de sus alumnos a ello. También deberán aceptar el uso de los textos validados por el Ministerio de Educación.

Libros del Mineduc

Los colegios que decidan no utilizar los textos escolares que gratuitamente otorga el Estado informarán anualmente a los padres, madres, apoderados y al centro de estudiantes, los motivos pedagógicos que fundamentan la determinación, mientras que estará prohibido exigir versiones actualizadas de textos escolares o su formato material.

En ese sentido, el proyecto indica que los libros elaborados o licitados por el Estado serán de acceso público en su versión digital para estudiantes, padres, madres y apoderados, así como para profesionales y asistentes de la educación. Su formato material será de carácter gratuito para los matriculados en un establecimiento municipal, particular subvencionado o de administración delegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *