La Seremi del Trabajo y Previsión Social, Karen Medina, junto a representantes de Acción Gay, Sindicato Afrodita, la Dirección del Trabajo y las CUT Provinciales, cerraron iniciativa para terminar con la discriminación por orientación sexual en la región.

A través de una inédita firma entre entidades de gobierno y representantes de sindicatos y organizaciones por la diversidad sexual, la Secretaría Regional Ministerial del Trabajo y Previsión Social de la Región de Valparaíso, selló el compromiso para trabajar en conjunto con diversos actores y organismos para erradicar la discriminación por orientación sexual en el ámbito laboral, práctica que si bien, en la región no contempla denuncias efectivas producto de esta causa, se hace recurrente también, a nivel nacional.

El acuerdo se efectuó en dependencias del Salón Marlén Stuardo del Edificio IPS en Valparaíso, y participaron representantes de agrupaciones como Acción Gay, Sindicato Afrodita, entre otras, quienes valoraron esta iniciativa que, por primera vez en la región, incorpora el derecho de los trabajadores y trabajadoras a ser tratados con respecto, terminando con situaciones de malas prácticas laborales que generen discriminación.

Además, junto a la Dirección Regional del Trabajo y las CUT Provinciales de la región, las entidades involucradas se comprometieron a desarrollar un programa en todo el territorio de la Región de Valparaíso, con el objeto de fiscalizar el cumplimiento de las normas en materias de prevención, legislación laboral y previsional, aplicables a los y las trabajadoras que resulten afectadas por discriminación por su orientación sexual.

En este sentido, la Seremi del Trabajo y Previsión Social aseguró que “el compromiso es terminar con las malas prácticas laborales que dicen relación con la discriminación en la Región de Valparaíso, por orientación sexual, nosotros creemos que cualquier trabajador o trabajadora debe ser evaluado, ante todo, por su compromiso laboral y no por las opciones de vida. Queremos avanzar en una región que también incorpore este concepto en la convivencia sana, en la buena práctica laboral. Creemos que todos los trabajadores tienen derecho a su vida personal, y la estabilidad laboral es ante todo, un compromiso que debemos consagrar en acciones concretas”, aseguró la autoridad laboral.

El Senador Ricardo Lagos Weber, quien también participó de la actividad, agregó que si bien, hoy día existe la Ley Zamudio, que prohíbe los actos de discriminación en Chile, existe un trabajo adicional para fomentar buenas prácticas laborales para no discriminar a las personas por su orientación sexual. “Lo que se hace es un compromiso entre el Gobierno, la CUT y los medios de comunicación para fomentar esto, para hacer público, enseñar a no discriminar y para denunciar los casos en que ocurra. La única forma de que Chile sea un país mejor, más grande, integrado y con más afecto, es no discriminar”.

Según Jonathan Opazo, coordinador de Acción Gay en Valparaíso, destacó que este tipo de protocolos “hace que avancemos en temas de inclusión hacia las políticas públicas de la diversidad sexual, porque independiente de tu orientación sexual, eso no te condiciona a tí para poder desenvolverte dentro de un trabajo. Eso quiere decir que cada persona de la diversidad sexual puede desenvolverse y trabajar como cualquier otra”, añadió.

La concejala de Valparaíso, Zuliana Araya, comentó que en la actual administración se han logrado varios avances en materia de diversidad sexual. “Aquí solamente no estamos hablando de la diversidad sexual como dijeron, también sobre la gente que sufre discriminación laboral en general; por ser gorda, o por ser discapacitada. Queremos apoyarlos a ellos (trabajadores), para que cuenten con nosotros, porque no puede ser que hayan jefes o empresas que los discriminen o traten mal”, afirmó.

Por último, Marcelo Aguilar, Director Regional de Fosis, aseguró que la idea es que este tipo de acciones también puedan extenderse a otros servicios gubernamentales. “La idea es constituir una lógica de trabajo, así como lo ha planteado la Presidenta Michelle Bachelet en el Código de Buenas Prácticas Laborales, que hoy día tengamos la capacidad de generar adhesión, mayor trabajo comunitario, más cuidado con los trabajadores, y eso incluye a la diversidad sexual”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *