La iniciativa, ejecutada por CONAF, contempla la contratación masiva de vecinos de los 149 sitios que se intervendrán. Además, considera la realización de campañas de educación ambiental y la generación de áreas verdes.
Con la presencia del delegado presidencial para la reconstrucción, Andrés Silva, más representantes del municipio local y todo el equipo técnico-profesional encargado del proyecto, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) realizó el lanzamiento oficial de su programa “Control de Microbasurales en Sectores Altos de la Comuna de Valparaíso”, en el ex – vertedero ilegal de Cuesta Colorada, ubicado en el cerro Ramaditas de la ciudad puerto.
En la oportunidad, Silva destacó que la iniciativa –ejecutada desde el mes de abril por la institución forestal-, “de manera permanente, va a estar en Valparaíso durante los próximos 12 meses. Se trata de un plan que tiene por objeto no sólo hacer un operativo de limpieza, sino que pretende de alguna manera ir recuperando cada uno de los lugares identificados como focos de riesgo de incendios forestales y derrumbes”.
Detalló que “son 149 los puntos que serán abordados a través de este plan, con tres equipos distintos (de 30 personas cada uno) que lo desarrollarán por sectores, en un trabajo mancomunado con la municipalidad y los vecinos, por cierto, tratando de que en estos espacios una vez intervenidos, no vuelvan a producirse nuevos vertimientos ilegales”.
En ese contexto, el delegado presidencial expuso que “a partir de hoy, con el lanzamiento de este programa, la fiscalización de los terrenos y así también de quienes viertan desechos, debe ser mucho más drástica. Tiene que aplicarse todo el rigor de la ley con quienes son propietarios, porque ellos tienen que asumir sus responsabilidades, y por eso vamos a coordinar con el municipio un aumento significativo de la fiscalización en esta materia, porque parte de las lecciones que el incendio nos dejó, tiene que ver con que este tipo de situaciones no las podemos permitir, pues son un riesgo permanente y habitual en todo Valparaíso”.
Por su parte, el director regional de CONAF, Héctor Correa, manifestó que “la mayoría de las quebradas que se transforman en microbasurales tienen agua, por lo que podemos hacer una forestación bastante efectiva, limpiándolas junto con la comunidad, para que ésta aprenda a cuidar su entorno. Queremos que los vecinos se apropien de estos sectores, porque cuando no tienen dueños cualquiera pueda hacer lo que quiera dentro de ellos”.
Acotó que el programa consta de tres etapas: despeje y limpieza de 149 microbasurales, cuya fase de intervención considera el control de plagas y la contratación de más de 200 vecinos; recuperación de los espacios y puesta en valor de los mismos para la población, por ejemplo a través de la generación de áreas verdes; y campañas de educación ambiental dirigidas a 212 organizaciones de base.
Cabe consignar que el programa que ejecuta CONAF desde el mes pasado, se suma a la labor que hace más de un año desarrolla la Delegación Presidencial para la Reconstrucción de Valparaíso, el Gobierno Regional y el municipio porteño, la cual ha permitido la extracción de cerca de 40 mil metros cúbicos de residuos, destacando la recuperación de Cuesta Colorada, el mayor vertedero ilegal que poseía la comuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *