Autoridades regionales apelaron a buenas prácticas de los empleadores de la región para que entreguen facilidades a sus trabajadores, ante eventuales retrasos o problemas a consecuencia del mal tiempo. 

Como una señal de buenas prácticas laborales, fue el mensaje que entregó la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Karen Medina, a los empleadores de la región, para que otorguen mayor flexibilidad a los trabajadores que, durante las últimas horas, pudieran verse afectados producto del frente de mal tiempo que afecta a la región. Si bien en la región la situación está en gran medida controlada, la autoridad laboral reiteró el llamado a los empleadores a considerar probables retrasos, tanto en la llegada como en los traslados a sus lugares o turnos de trabajo, así como eventuales situaciones o incidentes que pudieran generar inconvenientes en los hogares de los afectados, y que podrían complicar la asistencia a sus lugares de trabajo, mientras se prolonguen las lluvias.

 

Ante estas situaciones, la Secretaria Regional de la cartera, recordó que ante eventuales situaciones que representen algún riesgo para la integridad o seguridad de los trabajadores, el artículo 184 del Código del Trabajo resguarda el derecho de quienes atraviesan por situaciones complejas derivadas de este tipo de acontecimientos que pudieran afectar, incluso, sus hogares o familias, dejando en claro que será el empleador quien deba evaluar estas contingencias y determinar de qué manera otorgar la debida protección a trabajadores cuyos enseres o viviendas se vean afectadas por frentes de mal tiempo, reiterando el llamado a las buenas prácticas laborales.

 

“Frente a posibles situaciones de emergencia o catástrofes, la ley establece el derecho de los trabajadores frente a situaciones extraordinarias que coinciden con el mal tiempo, y que pudieran generar retrasos a sus lugares de trabajo durante este fin de semana, o el día lunes, o respecto a eventuales complicaciones en el estado de las calles y que pudiera significar dificultades en el trayecto o traslado de sus trabajadores. El llamado es a la coordinación entre el afectado y empleador por condiciones en las que pudiera verse afectada la integridad del trabajador y su familia, a entender y llegar a un acuerdo respecto de las horas en las que no se trabajó, garantizando así la estabilidad laboral del propio trabajador”, indicó.

 

Además, la Seremi Karen Medina insistió en los resguardos con que deben contar los trabajadores durante sus turnos, garantizando el acceso al uso de agua potable en baños, cocina y diversos espacios en cada una de las empresas gastronómicas, faenas o de diversos servicios de la zona, recordando que “si el empleador o la empresa se encontrara también afectada por algún corte de agua potable, y no tuviera cómo garantizar que efectivamente el turno se va a cumplir con el correspondiente acceso al agua, los trabajadores no podrían cumplir con su jornada laboral, mientras la situación no se normalice”, añadió la autoridad.

 

En materia legal, el Director Regional del Trabajo, Jorge Andreucic, indicó que “el Decreto Supremo N° 594 obliga a la empresa a contar con agua potable disponible para los trabajadores. Por lo tanto, hacemos un llamado a todos los empleadores a dar todas las facilidades al trabajador para que pueda retirarse a su casa, en casos de que en la empresa no haya agua, apelando a la obligación que tiene la empresa de proveer de agua potable que esté disponible para el consumo. En este sentido, la Dirección del Trabajo estará fiscalizando permanentemente que estas condiciones se cumplan”, agregó.

 

Cualquier denuncia por incumplimiento de los empleadores a esta normativa, se podrán canalizar a través del sitio web www.dt.gob.cl o en las oficinas provinciales de la Inspección del Trabajo en toda la región.

 

 
Imagen: soychile.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *