cocina_7514_544x

Tu despensa es un elemento clave en tu peso y estos son los errores que no te ayudan a bajar de peso:

· Cereales y refrescos a la vista: como decíamos al principio, hasta 10 kilos de diferencia entre el peso de quienes los tienen guardados y quién no. Si tenemos sed y vemos una bebida carbonatada y azucarada, tardaremos menos en echar un trago de ella que en llenar un vaso de agua. Lo mismo si tenemos que preparar el desayuno, con poco tiempo y pocas ganas: lo más rápido es verter los cereales en un bol. Ambos gestos contienen una cantidad de azúcar muy elevada que se transforma en calorías vacías.

· Dejar el tostador sobre a la vista: puede que tu tostador tenga un espacio dentro del armario pero, por comodidad, ya lo has dejado fuera. Así, es más fácil caer en snacks o comidas muy calóricas en forma de tostadas y sándwiches a cualquier hora del día y de la noche en vez de cocinar cosas más saludables.

· Tener la despensa desordenada: el desorden incita al picoteo hasta en un 44% más. Y ya sabemos lo que implica el picoteo: patatas fritas, gominolas…

· Conservar más de 2 latas de refresco en el refrigerador: si tenemos barra libre de bebidas azucaradas bien frías y apetecibles terminaremos por beberlas continuamente. Es mejor no tener más de 2 guardadas porque un refresco a temperatura ambiente no es tan apetecible.

Powered by WPeMatico