La Corporación Pro Defensa del Patrimonio de Viña del Mar, expresó su molestia con el nulo avance de la querella criminal que hace más de 6 meses presentaron por los delitos de malversación de caudales públicos y fraude al Fisco en la cuestionada reconstrucción del Teatro Municipal de la ciudad jardín.

El año pasado, la Municipalidad ya recibió una querella por la licitación de los equipamientos para la reconstrucción del recinto, contando con 700 millones de pesos adicionales que no formaban parte de la propuesta aceptada en el concurso público.

A esto se suma que quien firmó el informe de licitación fue el administrador municipal, Claudio Boissier, el mismo que en su calidad de alcalde subrogante decretó la adjudicación. Es decir, se otorgó el proyecto a sí mismo.

La Corporación Pro Defensa del Patrimonio, ha solicitado en dos ocasiones que la alcaldesa Virginia Reginato sea citada a declarar en calidad de testigo por este caso, y si bien dicen entender que la pandemia ha retrasado una serie de acciones judiciales, consideran que es tiempo que la querella avance.

A finales de agosto, el fiscal Claudio Reveco fue removido de las causas en contra de la Municipalidad de Viña del Mar y la alcaldesa bajo el posible delito de revelación de secretos, por lo que Gabriel Muñoz, abogado de la corporación, interpreta que esto ha atrasado más la querella, consigna BioBioChile.

Hernán Madariaga, vocero de la Corporación, apunta que no es aceptable que haya pasado tanto tiempo sin saber si existen o no responsabilidades penales por esta causa, señalando que la culpa administrativa no es suficiente.

En su momento, la Municipalidad de Viña del Mar negó que existiera diferencia de precios en las licitaciones y que el costo de los equipamientos se mantendrá en los 1.400 millones de pesos informados, a pesar de que la denuncia de Chemtrol Chile –firma que participó de la licitación- señala que el costo había aumentó a 2.100 millones de pesos.

Radio Bío Bío se comunicó con la casa consistorial para saber su parecer al respecto, sin obtener una respuesta al cierre de esta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *