Eficiencia en el riego, mayor tecnología y, lo más importante, un aporte en su economía, logró un grupo de agricultores del sector La Vinilla de Casablanca, región de Valparaíso, con la instalación de 114 paneles solares para la extracción de agua gracias a un Proyecto de Riego Asociativo de INDAP, inaugurado la semana pasada por el subdirector nacional de este servicio, Luis Bravo.

Ante la ausencia de una red eléctrica en el sector, los productores, organizados como grupo de regantes del pozo comunitario A-2 La Vinilla, debían pagar hasta 80 mil pesos diarios por el consumo del generador diésel, que les permitía la extracción a través de una antigua bomba sumergible, costo que dificultaba el riego de sus cerca de 33 hectáreas de hortalizas.

Esto motivó a que los agricultores postularan a fondos del Programa de Riego Asociativo, que permitió cambiar la bomba existente por otra a mayor profundidad (75 metros), que ahora es energizada gracias a la instalación del sistema fotovoltaico off-grid (de autoabastecimiento independiente de la red eléctrica).

Este incluye 114 paneles solares de 340 watts, que permiten entregar agua durante las horas de radiación solar y utilizar el generador en las horas sin radiación, lo que disminuyó notablemente los costos operacionales e hizo más eficiente el sistema de riego.

El proyecto, que fue inaugurado el miércoles, contó con la participación del subdirector nacional de INDAP, Luis Bravo, quien destacó la iniciativa.

“Vimos la necesidad de este grupo de usuarios que tenían derechos de agua, pero que para usarlos invertían importantes recursos cada año. El déficit hídrico ha provocado que cada vez las napas sean más profundas, lo que implica un alto costo en energía para extraer el agua, tan necesaria para sus cultivos. Hoy hemos hecho este parque fotovoltaico que les permitirá obtener el recurso hídrico a un costo muy bajo, porque la energía ahora viene de los paneles solares, y eso les permite hacer inversiones nuevas en sus campos y tener mejores ingresos”, dijo.

Uno de los beneficiados, el horticultor Rodrigo Barrera, que se dedica al cultivo de lechugas, comentó que “si no fuese por INDAP, ahora mismo no tendríamos agua. Antiguamente teníamos un pozo que utilizábamos para el riego que se nos secó. Luego empezamos a utilizar el pozo comunitario A-2 La Vinilla y ahora con este proyecto nos instalaron paneles solares que nos permiten extraer el agua y nos ayuda harto, porque antes teníamos un gasto económico inmenso”, comentó.

La obra, que se concretó a través del Programa de Riego Asociativo de INDAP, beneficia a cerca de 15 agricultores y 33 hectáreas de predios agrícolas y demandó una inversión total de $55.520.744, con un incentivo de INDAP de $43.500.000 y un aporte de los agricultores de $ 12.020.744.

“Estos agricultores tenían muchos problemas con el riego. Con el convenio INDAP – GORE los hemos apoyado con anterioridad en la conducción y tecnificación del riego, pero tenían un problema grave, ya que el pozo funcionaba con un generador a petróleo con un gasto enorme en combustible. Hoy, con los paneles fotovoltaicos, su costo para poder regar será muy bajo. Esa es parte de la labor que está haciendo INDAP para potenciar el trabajo de los pequeños agricultores con menores costos y mayor tecnología”, puntualizó el director regional de INDAP, Fernando Torregrosa.

Adicionalmente, los trabajos también permitieron la reparación del revestimiento del tranque acumulador comunitario (de 3.000 metros cúbicos de capacidad), que pertenece al grupo de regantes y que se usa como alternativa de llenado, lo que proporciona una mayor seguridad de riego a sus cultivos.

El pozo comunitario A-2 La Vinilla realiza la conducción de aguas a través de tuberías hacia cada regante, los cuales cuentan con válvulas de entrega individuales en sus respectivos predios, donde realizan el llenado de sus tranques intraprediales para el riego tecnificado de sus hortalizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *