La Corte de Apelaciones de Valparaíso acogió la orden de no innovar presentada por la organización medioambiental, para frenar los trabajos de la Inmobiliaria de Tunquén con el uso de maquinaria pesada y la apertura de caminos del sector, en la comuna de Algarrobo.

En específico, las obras se realizaban en un sector protegido por la biodiversidad y los paisajes presentes. Incluso, el Ministerio de Medio Ambiente protegió un lugar que será extensión del Santuario de la Naturaleza del Humedal de Tunquén, que se cruza con parte de la definición de camiones de la empresa.

La Municipalidad de Algarrobo señaló que estaban realizando los trabajos sin permiso, y pese a esto, la organización señaló que siguen efectuando estos trabajos.

El abogado Christian Lucero, representante de la ONG Tunquén Sustentable se refirió al fallo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, advirtiendo que no conocen las características del proyecto inmobiliario, consigna BioBioChile.

Lucero señaló que la orden de no innovar significa que se toma una medida cautelar para que no se haga más daño, pero que el tribunal de alzada no ha tomado una decisión final sobre este conflicto.

José Fliman, presidente de Tunquén Sustentable, calificó como esperanzadora la respuesta de la corte, señalando que esta inmobiliaria realizó trabajos durante fines de semana cuando no hay inspectores municipales. Además, dijo esperar que la decisión final sea prohibir las obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *