Sector que era de tierra, sin acceso a vehículos y que se convertía en un serio problema cada vez que llovía, se transformará en una calle que permitirá mejorar la conectividad y seguridad del barrio.

“Está quedando súper bueno el avance. Antes aquí era pura piedra, quebrada y barro, no se podía pasar. Cuando llovía no se podía caminar, había que andar a pies pelados o con botas. Pero ahora está súper bueno”. Alegre se encuentra Luis Sarmiento, quien lleva años viviendo en Los Obreros con Calle Cancha, del Cerro Las Cañas. Justo al lado de su vivienda están ejecutando una nueva calle, la que le permitirá tener un mejor acceso para él y sus vecinos, lo que se traduce en una mayor seguridad ante alguna eventualidad, como un nuevo incendio que azote Valparaíso. Esto porque ahora tiene una nueva vía de evacuación o un camino donde por fin podrán subir los vehículos de emergencia.
El sector donde se ejecutan las obras era antes un peladero, sin contenciones ni deslindes regulares. Tierra, piedras, desniveles y un antiguo murete que impedían el acceso de vehículos y que complicaban el tránsito peatonal. Sobre todo en invierno, donde la tierra se transformaba en barro, con las lógicas inconveniencias para la decenas de vecinos que viven en esa zona del cerro.
Hoy, la realidad para ellos es totalmente distinta, porque gracias a recursos del Plan de Reconstrucción de Valparaíso, el Serviu se encuentra ejecutando una calle nueva que les permitirá mejorar el acceso hacia y desde sus hogares.
El Director (P y T) Regional de Serviu, Manuel León, manifestó su conformidad con el devenir de la obra, pero también destacó la conectividad que genera. “Estamos muy contentos por el avance, pero principalmente por el mejoramiento de la calidad de vida que se les da los vecinos tanto del sector, como de otros sectores, porque como cualquier obra de vialidad, genera un acercamiento entre las comunidades. En este caso, las familias que viven en el mismo cerro de Las Cañas, pero también a quienes van a tener acceso para otros sectores”.
“La seguridad y calidad son factores sumamente importantes – continuó León -, los cuales se están dando en esta obra en particular. Acá la accesibilidad que se le da no es solamente para los vehículos particulares, sino que por sobre todo para vehículos de emergencia, tanto ambulancias como Bomberos, para que así que las emergencias se puedan mejorar en tiempo de llegada de estos vehículos de emergencia”.
El proyecto interviene 170 metros lineales de pavimento estriado por Los Obreros – para un mejor agarre de los neumáticos -, más otros 30 ml en el encuentro con calle Milazzo, intersección que era necesaria para ajustar las pendientes en el cruce.
Además del nuevo pavimento, se ejecutan obras de evacuación de aguas lluvias, renovación de ductos de agua potable y alcantarillado, muros de contención, y escaleras de accesos para viviendas. Tiene una inversión de más de $157 millones de pesos y es ejecutada por la empresa Rodrigo Frez Delgado EIRL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *